niño comiendo
Alimentación infantil,  Maternidad

10 errores de la alimentación en bebés

PequeñaJ está a punto de cumplir los nueve meses y yo me estoy volviendo loca con el tema de la alimentación. Cuando sólo tomaba pecho me lo puso muy fácil, pero en los casi tres meses que llevamos intentando introducir la cuchara, nos está costando a todos sudor y lágrimas.

alimentación en bebés

La mayoría de los padres le damos mucha importancia a lo que comen nuestros hijos, sobre todo, en los primeros años de vida porque los alimentos que componen su dieta son básicos para su correcto desarrollo. Pero no se trata sólo de que el niño coma o no, los alimentos que les facilitamos son la base pero ¿lo estamos haciendo bien? Aunque lo normal es que intentemos hacerlo lo mejor posible, equivocarse es bastante fácil. Estos son algunos errores de la alimentación en bebés que solemos cometer:

10 errores de la alimentación en bebés

1. Eliminar la leche al empezar con la alimentación complementaria

Como el mismo nombre lo dice, la alimentación complementaria es justo eso, complementaria. Uno de los errores que se suelen cometer muy a menudo es precisamente este, en cuanto el niño empieza con los purés se desteta al niño o se le quitan tomas de leche. El pecho o el biberón, deben seguir presentes en la alimentación del pequeño.

2. Darle un mal uso al biberon

El biberón está diseñado para facilitar la ingesta a los bebés de la leche o el agua. No es el sitio para darle un zumo y mucho menos, una papilla de frutas. Por su forma, al darle alimentos azucarados es más fácil que les provoque algún problema como caries.

niño comiendo

3. Déjale explorar

Lo primero que tiene que hacer un bebé con la comida es descubrirla. Explorarla, tocarla, meter las manos en el puré, coger él solo la cuchara…. Asume que a la hora de comer es probable que tu hijo se manche y ver esa escena te resultará más fácil.

4. Introducir el gluten a destiempo

Desde que me diagnosticaron celiaquía hace unos dos años, es algo que tengo siempre muy presente y, el miedo a que mis hijos lo sean siempre está ahí. Algo importante que debemos tener en cuenta es introducir este cereal en el momento idóneo, ni demasiado pronto ni tarde.

El gluten debe introducirse en la alimentación de los bebés sobre los 7 meses y muy poco a poco. Puedes empezar por dejarle chupar el churrusco de pan o echar una cucharada de cereales con gluten en su papilla de frutas, por ejemplo.

5. No introducir los alimentos de uno en uno

Cuando un bebé prueba un alimento nuevo debemos estar muy pendientes de si le produce alguna reacción alérgica o no. Si le damos varios a la vez y le pasa algo, es imposible saber cuál de los alimentos ha sido el culpable, por ello, introducirlos de uno en uno es algo que siempre debemos cuidar. Más, si lo que le damos son alimentos como el huevo, el pescado o ciertas frutas (melocotón, fresa, piña…) que es fácil que puedan provocar alguna reacción.

bebe sandia

6. Mejor fruta entera que en zumo

Por comodidad o por nuestra tranquilidad, si a nuestro hijo no le gusta demasiado la papilla de fruta, solemos apostar por el zumo, sin embargo, esto es un error porque así le estamos dando todo el azúcar y evitando la fibra que tiene la fruta. Es mucho mejor dársela entera, en pedazos. Si te da miedo puedes meterla en una malla antiahogo y no habrá ningún riesgo.

7. Utilizar sal o azúcar antes del año

Es muy común echarle una pizca de sal al puré cuando se lo estamos preparando, sin embargo, es algo que se debe evitar. Los riñones todavía no están lo suficiente maduros para filtrar la sal y, por otro lado, esto influirá en los futuros gustos alimenticios del pequeño.

La sal y el azúcar no son los únicos alimentos que es mejor evitar antes de los 12 meses. La leche de vaca, la miel o los frutos secos (estos mejor incluso hasta que es más mayor), tampoco deben estar presentes en la dieta de nuestro hijo.

8. Distraerle mientras que come

El momento de comer es el momento de comer y como tal, debemos mostrárselo a nuestros hijos ya que las bases de una buena alimentación se sientan desde los primeros años de vida. Utilizar la televisión, cualquier otro tipo de pantalla o incluso algún juguete para entretenerlo y poder meterle la cuchara mientras está distraído, puede ser un gran error.

9. Insistir para que se acabe el plato

El tamaño del estómago de nuestros hijos es mucho más pequeño de lo que nos imaginamos. Debemos confiar en que ellos saben regularse bien y no insistirles para que terminen todo lo que le hemos servido. Si ves que empieza a perder peso o que no gana lo que debería, entonces sí, alármate o consúltalo con el pediatra pero si no, no le fuerces.

niña comiendo

10. No volver a ofrecerle un alimento

Cada vez que le introducimos un alimento nuevo a nuestros hijos para ellos es una experiencia por ello, no es de extrañar que alguna vez pueda producirse un rechazo. Sin embargo, este puede ser transitorio. Si tu hijo no quiere saber nada del salmón, espera un tiempo prudencial y vuelve a intentarlo, es probable que lo coma sin problema. Incluso, también suele pasar lo contrario, que coma algo genial y de un día para otro deje de gustarle.

En casa nosotros tenemos el ejemplo perfecto con ElPirata, la verdad es que come de todo sin problema pero no es raro oírle decir que algo no le gusta y a los tres días te rebaña el plato…

Estos son 10 errores bastante comunes de la alimentación en bebés que solemos cometer ¿se te ocurre alguno más que haya pasado por alto?

 

Imágenes: Pixabay.

Me encantaría conocer tu opinión, ¿la compartes?