Maternidad

Dona juguetes, reparte alegría

Nuestros hijos tienen de todo, una de las mayores guerras que tengo en casa con nuestros familiares es que por favor, no le regalen tantos juguetes a los niños. No se en tu casa, pero en la mía, Pitufo no valora nada. Tiene todo lo que quiere incluso antes de pedirlo y luego, ni mira para ello o, lo que es peor, trata tan mal los juguetes que la mitad se rompen en su segundo uso o se pierden. Desde que estaba en la barriga me dedique a advertir a los abuelos que no se volvieran locos con los regalos, pero como quien oye llover, así que este año me he propuesto que él mismo prepare una caja de juguetes para donar.

Hasta ahora, siempre los he donado por mi cuenta, pero con sus 4 años me parece un buen momento para que empiece a darse cuenta de que hay muchos niños que no tienen la misma suerte que él, no tienen esa montaña de juguetes con los que jugar y que, algunos de los suyos pueden hacerles muy felices.

Dona juguetes

Imagino que este año no se enterará mucho o, lo que es peor, que será una guerra porque no querrá darlos pero sé que será algo bueno para él y que poco a poco empezará a valorar las cosas de otra manera. Tengo una amiga que lleva años haciéndolo con su hijo que ahora tiene 8 años y me dice que este año ya le ha dicho “Mamá, ya he elegido estos juguetes para llevar al hospital”. Ya lo tiene totalmente interioridad y lo ve como parte de las navidades.

En estas fechas, hay muchos sitios cerca de tu casa seguro que se dedican a hacer recogidas de juguetes: colegios, hospitales, parroquias, polideportivos… Infórmate porque seguro que no tendrás que desplazarte mucho para hacerlo. Y si no, siempre están las ONG´s como Caritas, Cruz Roja, Aldeas Infantiles o Intermon Oxfam entre otras, que los recogerán sin ningún problema.

Como deben estar los juguetes

Si te propones donar juguetes no caigas en la tentación de donar los que están más viejos o que ya casi no funcionan y por eso tu hijo ya no les hace caso. Hay algunos consejos que debes seguir.

Que estén en buen estado: esto es básico, de nada va a servir un juguete al que le falten fichas, o este roto. Si tu hijo no puede jugar con él, ningún otro niño podrá.

Mejor que no sean eléctricos: lo malo de los juguetes eléctricos es que cuando se acaba la pila, se acaba la diversión. En muchos casos no tendrán opción de cambiar las pilas. Además, los juguetes eléctricos suelen estropearse con mayor facilidad que los que no lo son.

Que no sean violentos: debemos tener en cuenta que los niños a los que van a parar,  lo último que necesitan es este tipo de juguetes. Además, puede que algunos vayan destinados a niños que viven en países con conflictos bélicos.

Si son educativos, mejor: piensa en lo que te gusta a ti para tu hijo. Cuanto más puede aprender jugando, mejor. Pues a ellos les vendrá igual de bien. Los cuentos también serán muy bien recibidos.

toys-story donation juguetes

Si no quieres regalar ninguno de los juguetes que tienes en casa porque consideras que no están en el estado que deberían estar, o porque tu hijo tampoco tiene tantos y decides comprar alguno para la ocasión, no te olvides de llevar a tu hijo, es el mejor experto para elegir el juguete perfecto para regalar.

No olvides tampoco que la mejor manera de que tu hijo aprenda es con el ejemplo, así que tu también puedes preparar tu propio lote con libros, comida para los bancos de alimentos o ropa. También serán muy bien recibidos.

Un acto muy sencillo y por el que obtendrás las mejores recompensas, la sonrisa de los niños y que tus pequeños aprenderán muy buenos valores. ¿Conoces algún sitio donde donar juguetes?, ¿nos lo cuentas?

 

Imagenes: Pixabay.

Un Comentario

Deja un comentario