Hoy contamos...

Hoy contamos… “Lo quiero todo soy un rey”

Llegué a este libro en un momento en el que estaba desesperada porque El Rizos iba de capricho en capricho. En cuanto lo vi entre las opciones que me proponían desde Boolino para reseñar, lo pedí. Y es que, en ¡Lo quiero todo soy un rey!, además de la historia en la que vemos a un protagonista caprichoso, autoritario y prepotente, nos encontramos con unos consejos para superar los retos de la infancia que nos vendrán genial a nosotros, los padres.

Sinopsis

En este cuento conocemos a un pequeño que lo quiere todo. Se siente como un rey al que todo el mundo tiene que obedecer. Más bien se siente como un poderoso león al que nadie se atreve a llevar la contraria.

El protagonista de esta historia quiere todo lo que ve y no tiene ningún problema en quitárselo a otros niño aunque tenga que empujarlo para ello. Cuando tiene hambre quiere la comida en ese mismo momento y no para de pedir las cosas de una forma muy imperativa.

lo quiero

Además de nuestro “feroz” león, en la historia también interviene su madre y lo hace de una manera muy dulce consiguiendo llevar al pequeño a su terreno.

MI opinión

En este cuento de Alberto Pellai y Barbara Tamborini se muestra claramente como los niños tienden a sentirse el centro del universo, todo gira alrededor de ellos y sus padres estamos aquí sólo para complacerles.

El protagonista de ¡Lo quiero todo soy el rey! es un niño prepotente que no deja sus juguetes y no duda en empujar o pegar a otro niño si tiene algo que quiere. El resto de “animales de la selva”, ya que él se siente un león, le tiene miedo. Esto nos ayuda a hacerle ver a nuestros pequeños que cuando alguien se comporta así, el resto de niños no quieren jugar con él.

Me gusta mucho también el papel de su madre, como en todo momento le habla con ternura y suavidad, al menos eso es lo que transmite. No cede a sus caprichos y, con dulzura y calma, sin gritos, consigue salirse con la suya y que el pequeño cene sopa o se vaya a la cama sin problema.

Las ilustraciones de Elisa Paganelli son preciosas, muy coloridas y acompañan a la perfección la historia. A mis hijos les han encantado. De hecho, no es raro verles hojeando el cuento y disfrutando de ellas.

Pero si hay algo que me ha gustado de este libro es la parte final, la dedicada a los padres. Trata de hacernos ver como puede sentirse nuestro hijo y recalca la importancia de mantener la calma y de que debemos ser los adultos los que con cariño y determinación, acabemos con los caprichos de nuestros hijos.

 

Edad: de 4 a 7 años

Editorial: Laberinto

Autores: Alberto Pelllai y Barbara Tamborini

Ilustraciones: Elisa Paganelli

Páginas: 40

Precio: En torno a los 11 euros.

Un cuento que vendrá muy bien a esos padres que ya no saben que hacer con los caprichos de sus hijos. Les hará reflexionar y les ayudará a enfocar el “problema” de otra manera.

Puedes ver otras reseñas de cuentos infantiles aquí.

Deja un comentario