Maternidad

SOS ¡no sé como educar a mis hijos!

No sé tú pero yo antes de tener hijos tenía muy claro el tipo de educación que quería dar a mis retoños cuando fuera madre. Tras dar a luz todo se vuelve patas arriba, empiezas a saltarte tus ideas una detrás de otra y lo que habías imaginado no tiene nada que ver con la realidad. Pero no es de este tema del que voy a hablar hoy, lo que quiero comentarte es algo que nos preocupa a todos los padres: ¿estoy educando bien a mis hijos?, ¿como puedo hacerlo lo mejor posible?, ¿tendrá consecuencias esto que estoy haciendo?

Entonces llega la segunda parte, los niños no vienen con un manual de instrucciones y por eso, intentamos buscar todo tipo de información que nos guíe en la tarea más importante que tendremos en nuestra educar a nuestros hijos para que sean lo más felices posibles.  ¿Pero que pasa? pues que nos encontramos con 20.000 artículos del tipo “10 cosas que nunca puedes decirle a tus hijos”, “Frases que nunca debes decir a tus hijos” o todo lo contrario “frases que debes decir diariamente a tus hijos“. Leemos todo eso y cuando intentamos ponerlo en práctica en nuestra vida diaria es cuando hacemos el pino puente, cada vez que voy a hablar tengo que repasar mentalmente si esta bien eso que voy a decir, si no, si voy a producirle un daño irreparable con mis palabras a mi hijo o si lo estaré preparando para ser un adulto sano y fuerte.

Embarazada leyendo

Y ¿donde queda la naturalidad?, porque aunque esté exagerándolo un poco el fondo del asunto es el que es. Nuestros padres no eran sometidos a los juicios a los que se nos somete a nosotros, y no tanto nuestro entorno como nosotros mismos. Ellos no se planteaban si mandarnos a la cama sin cenar iba a hacer que fuésemos menos seguros, que desarrolláramos rencor hacia ellos, que minaran nuestra autoestima o, lo que es peor, que nuestro organismo se alimentara de nuestros músculos al no ingerir alimentos… De verdad, ¡soy la única que está sobrepasada por tanta información!

¿Es bueno tener tanta información?

Se supone que tener tanta información debería hacernos más sabios pero creo que lo que nos hace es generarnos muchas más dudas. Puedes leer un artículo que te dice que felicites a tu hijo cada vez que hace bien las cosas, y a los dos minutos, leer otro que te dice que nunca hagas esto porque estarás haciendo que tu pequeño necesite tu aprobación y busque tu alabanza constantemente. Seguramente estarás pensando: ” tienes la información, en tu mano está saber diferenciar cual es la correcta”. Si, eso es muy bonito y queda genial aquí escrito, pero si un articulo está escrito por una psicóloga y el otro por un pediatra, o viceversa ¿tu sabes quien es una autoridad mayor en este tema? yo desde luego, no.

mujer desesperada

Entonces están los que te dicen que te guíes por el sentido común…¡Acabaramos! por el sentido común es por lo que se guiaban nuestros padres, sin tanta información ni consejos contradictorios que no hacen más que volvernos locos. Y, ¿es posible guiarte por el sentido común cuando tienes tantas sugerencias diferentes en la cabeza? o, más bien, lo tendremos algo nublado.

Quizá el error sea mío porque me gusta plantearme que las cosas se pueden hacer de otra manera pero creo que no soy la única. Desde los casi 5 años que hace que soy madre, me he encontrado a muchas compañeras que se hacen las mismas preguntas y varias de ellas tienen el mismo cacao en la cabeza que yo. Muchas que como yo, lo único que buscan es ser la mejor versión de ellas mismas para guiar a sus hijos por la vida de la mejor manera posible.

nino d ela mano

Pero te voy a decir una cosa, a pesar de todo lo que he leído, de todo lo que he probado y de todo lo que me he informado, sigo teniendo la impresión de que no tengo ni idea de educar a mis hijos y de que, en realidad, no lo estoy haciendo bien. Así que lo único que me queda es, respirar, coger fuerzas y seguir informándome y probando cosas nuevas. ¿Te sientes igual?

4 Comentarios

  • Let

    Estoy completamente de acuerdo con lo que cuentas y con cómo lo cuentas. Solo discrepo en una cosa: creo que nuestros padres no usaban mucho el sentido común, que hacían las cosas en modo avión simplemente porque no tenían tiempo para ello.
    Bajo mi punto de vista, al final se trata de encontrar el equilibrio entre lo que te encaja de lo que lees y lo que te deja tranquila. Aunque soy más nueva que tú en esto… lo mismo le equivoco

    • Mamá y las Redes Sociales

      Muchas gracias por tu comentario y por tu ayuda previa Let ;-). No sé si sentido común, modo avión, lo que hacían antes con ellos o lo que fuera, pero no se volvían tan locos a la hora de educarnos o al menos no lo transmitían tanto jejejeje. Si, también creo que esa es la cuestión, encontrar el equilibrio, yo en ello sigo 🙂

Me encantaría conocer tu opinión, ¿la compartes?