Maternidad

Descubriendo el Gimnasio-Piano pataditas y el móvil de ositos de Fisher Price

Gracias al Sellodecalidad de Madresfera, PequeñaJ ha podido probar el gimnasio-piano pataditas y el móvil ositos voladores de Fisher Price, bueno, ella y toda la familia, porque a sus dos hermanos también les han encantado y hay peleas por ver quien toca el piano o por encender el proyector del móvil.

Antes de nada, os diré que ambos son productos a los que les tenía echado el ojo hace tiempo y que he regalado en alguna ocasión. Así que no os podéis imaginar la ilusión que me ha hecho el que mi pequeña pueda disfrutar de ellos. Más porque, las veces que los he regalado, el feedback que recibí siempre fue muy bueno.

Pero vamos por partes y empezaré contándoos nuestra opinión sobre el Gimnasio.

Gimnasio-Piano pataditas

Un éxito no, un exitazo ha sido la llegada de este gimnasio a nuestra casa, en cuanto me descuido los tengo a los tres «metidos» en él peleándose por tocar el piano o coger los juguetes móviles que cuelgan (esto, por suerte, más la peque).

piano

El gimnasio presenta varias posiciones para poder disfrutarlo:

Boca arriba con el piano a los pies. De esta manera los niños tocarán las teclas al dar patadas y pueden jugar con los juguetes móviles que cuelgan del aro o con el espejo.
Boca abajo: para que lo disfruten al máximo en esta posición, lo único que hay que hacer es cambiar los juguetes móviles del arco a los pies de la manta, así podrán cogerlos y jugar con ellos mientras que con los pies, pueden hacer sonar el teclado.
Sentados: a mi pequeña J le encanta esta posición. Puede tocar el piano sentada y mientras, agarrarse al arco o tirar de los juguetes móviles.
De paseo: por último, aunque también es importante, el piano puede soltarse de tal manera que lo puedes llevar cuando vaya de paseo o en el coche para que se entretenga tocándolo.
Cómo ves, no es la típica manta-gimnasio si no que ofrece muchas opciones para que se le pueda sacar partido desde el nacimiento hasta los tres años.

gimasio piano

El piano incluye regulador de volumen y cuatro opciones de música para que, gracias a la tecnología inteligente, el aprendizaje del niño varíe a medida que va creciendo:

  • Experimenta (a partir del nacimiento): hasta 20 minutos seguidos de música.
  • Descubre (a partir de 3 meses): canciones cortas sobre animales.
  • Explora (a partir de 6 meses): aprende los colores, las formas y los números mediante sonidos y frases.
  • Opción piano: no podía faltar esta opción en la que las teclas del piano suenan como las de verdad.

Pero el niño no tiene por qué jugar sólo con el piano. Mientras que está tumbado en la mantita, que por cierto, es muy suave y cómoda, puede manipular los cinco juguetes multiposiciones que trae. Un espejo de autorreconocimiento que se puede colocara en el piano o en el arco para que el bebé se mire; un mordedor con forma de elefante que les viene genial cuando empiezan a asomarlos primeros dientes; un león sonajero que podrán mover con facilidad; un simpático mono-platillos y finalmente, un oso panda de tela que cruje al apretarlo. Todos ellos están pensados para estimular de diferentes formas, a los pequeños.

piano

Ya os digo que en casa ha sido un triunfo total y PequeñaJ está encantada con este gimnasio-piano pataditas. Ya he recomendado más veces regalar una manta-gimnasio cuando nace un bebé y esta es es sin duda, una opción perfecta para este caso.

Móvil ositos voladores

El segundo producto que pudimos probar es el móvil ositos voladores y, en este caso, es una pena que la peque tuviera 8 meses ya cuando lo recibimos porque no le hemos podido sacar todo el partido que tiene. De hecho, como móvil, con los ositos colgando, es recomendable usarlo desde el nacimiento hasta los 5 meses. Aún así, ofrece muchas alternativas y se las estamos sacando.

Durante los primeros meses del bebé, se utilizará como móvil de cuna, los tres ositos girarán sobre la cabeza del niños ayudándole a relajarse. A partir de los 5 meses, puedes quitarlos y utilizarlos como móvil para el cochecito ya que se pueden enganchar fácilmente en el capota.

El proyector ofrece tres opciones de sonidos relajántes que suman hasta 30 minutos. Dulces nanas, sonidos de la naturaleza o tranquilizantes susurros que ayudarán a los peques a coger el sueño. De hecho, yo estoy encantada porque desde que lo tenemos en casa mi PequeñaJ se ha dormido ya varias veces sola en la cuna con el sonido de las nanas (antes era imposible, siempre tenía que dormirse en brazos).

Una vez el niño crece, se puede reconvertir en un proyector musical de mesa para seguir llenando de estrellas el techo y las paredes de la habitación de tu pequeño.

Además, incluye un mando a distancia preparado para colgar en el pomo de la puerta y poder poner en marcha el móvil sin falta de entrar en la habitación y espabilar a tu hijo.

 

Me encantaría conocer tu opinión, ¿la compartes?